Anécdotas

Conversación con mi hija:
+ Hay que intentar ser útil, no famosa
- Pues yo seré tan útil que me haré famosa

La palabra “mundo” tiene muchas acepciones.
Es por eso que mi hija, para concretar, cuando le hablo del mundo pregunta: ¿de la bola?.

Paseando por un pueblo con todas las casas de piedra le digo a mi hija:
+ ¿Quién habrá hecho toda esto de piedra?
- Pues el cerdito mayor

Mi mujer estaba trabajando en casa, le llama la niña desde la cama y le dice:
+ Mamá, quédate conmigo
- No puedo carino, tengo que trabajar
+ Mamá
- Que?
+ 13 mas 13 son 26
- Como?
+ Por si te sirve

Un día mi hija se estaba portando fatal, miro su reflejo en el espejo y le digo:
+ Mira, ella se porta mejor que tu, la quiero mas a ella que a ti
Mi hija se pone triste, y cuando está a punto de llorar le digo:
+ Que no, tonta, que te quiero mas a ti que a ella
Se gira hacia el espejo y dice: ¡Toma!

Un día, en el campo, le tiramos una mosca en la tela de una araña para ver como la cazaba y cuando acaba me pregunta:
+ Papá, ¿porque las arañas no se quedan pegadas en la tela?
- ¡Gooogleeee!

+ Papá, cuando sea mayor tendré un perro
- ¿Y que le darás de comer?
+ Pan y agua
Y al cabo de un rato me dice:
+ ¿Y cuando se me acabe la comida?
- Pues le compras mas comida
+ ¿Y con que dinero?
- Bueno, pues irás a trabajar y ganarás dinero
+ ¡¿Y quién se quedará con el perrito?!

Cuando la niña era muy, muy, muy pequeña, un día su abuela le dice:
+ ¿Que cuentas?
Y la niña empezó a decir:
- 1, 2, 3, 4, ..

Una anécdota de unos amigos:
- Hija, ¿que letra ves en la segunda fila?
-Pe, vfe, a, d.
-Otra vez.
-Pe, vfe, a, d.
-Podemos tener un problema. ¿No ves la letra del medio?
-Sí.
-¿Cual es?
-La hache.
-¿Y por que no la dices?
-Porque esta letra nos engaña, ¡no suena!
hache

Estamos comiendo en un restaurante y mi hija entabla relación con dos niños extranjeros: rubios, ojos azules.
Me pregunta en que hablan y yo le digo que no lo se, que pruebe en inglés, y la mando con un “jelou”, viene y me dice que no entienden el inglés.
Lo mismo el francés, la mando con un “com ti tapel”, y tampoco se entienden.
Le digo que les hable en signos.
La veo ensayando unos cuantos signos y como tampoco se entienden viene y me dice: “¡tampoco entienden signo!”.

Un día le digo que yo soy Budista (es mentira, pero por hacer broma).
Y me pregunta: ¿que es ser Budista?
Y le digo: pues ser seguidor de Buda.
Y ella dice: pues yo soy Jesusista.

Una abuela estaba harta de que sus dos nietas no se acostaran.
Perdió la paciencia, se puso una toalla alrededor de la cabeza y entró de golpe en la habitación, poniéndolas en las camas con una advertencia que se quedaran allí.
Al salir de la habitación escuchó a la nieta de tres años decir: “¿Quién fue esa?”

Una niña estaba trabajando diligentemente en el ordenador de su abuelo. Le contaba que estaba escribiendo un relato.
“¿De que se trata?”.
“No sé, no sé leer”.

Cuando mi nieto me preguntaba cuántos años tenía me burlaba y le contestaba: “No estoy seguro…”
Hasta que un día me dijo: “Mira en tu ropa interior Abuelo, en la mía pone de 4 a 6”.